En junio de 2002 un operario de obra se precipitó al vacío desde 2,5 metros de altura cuando realizaba las labores de desescombro. No cumplía con las medidas de seguridad obligatorias y sufrió heridas graves que tardaron 516 días en sanar.

Un juzgado de San Sebastián ha condenado a cinco meses de cárcel a los tres responsables de la obra. Los tres acusados son el encargado de la obra, el técnico de prevención de riesgos laborales y el arquitecto técnico coordinador de seguridad y salud que sabían que el operador estaba realizando las labores de desescombro sin las medidas de seguridad oportunas, por lo que, durante la celebración del juicio mostraron su conformidad con las penas impuestas.

A consecuencia del accidente, el operario sufrió un traumatismo craneoencefálico, neumonía bilateral con bronco aspiración, signos de hipertensión arterial y periartritis de hombro izquierdo, de los que como hemos dicho tardó 516 días en recuperarse, estuvo hospitalizado 28 días y ha quedado con una incapacidad permanente absoluta.

La pena para los imputados era de cinco meses de cárcel y 900 euros de multa, que han quedado en 1800 euros de multa, liberándose de la cárcel.

La sentencia obliga igualmente a las distintas aseguradoras de la obra, a hacer frente a una indemnización de 200.000 euros más intereses legales, en beneficio del operario .

Esta noticia es una evidencia de la importancia de tomar las medidas de seguridad en la obra y de que todos somos responsables de la correcta aplicación de la norma.

Source: Prevención Integral

 

Call Now ButtonLlámanos sin compromiso