Cada vez pasamos más tiempo conectados a Internet, en el trabajo, en nuestro tiempo libre, para estudiar o  para hablar con nuestros amigos usamos nuestros dispositivos móviles con conexión. Internet se ha vuelto una herramienta imprescindible con la que debemos tener especial cuidado, sobretodo si tenemos hijos pequeños, a los que debemos concienciar de ser responsables en la red.

Con esta guía, enseña a los más pequeños como deben interactuar en Internet y en especial con las redes sociales para que desde que empiecen a usarlas se mantengan a salvo.

¿Qué datos son los que más nos identifican?

Cuando hablamos de datos de carácter personal hay varios que son básicos y nos identifican fácilmente: nombre, apellidos, domicilio, DNI, fotografía. También hay otros en los que no pensamos y nos dan la misma o más información que los anteriores, las webs que visitamos, los comentarios o publicaciones que hacemos, incluso el móvil que utilizamos, esto es lo que se conoce como identidad digital.

Además cuando las publicaciones que hacemos son fotografías cualquier mancha en la piel, cicatriz o señal que tengamos única forma parte de nuestra identidad digital.

¿Cómo evitar caer en las trampas de Internet?

Algunas de las acciones más comunes y fáciles que puedes hacer en Internet, en ocasiones están manipuladas por hackers que buscan acceder a tus datos o a tus dispositivos. Es necesario conocer cuáles son las situaciones en las que debemos tener especial cuidado y cómo podrían acceder a nuestros datos para tratar de evitarlo.

1.Webs que engañan con la URL: En ocasiones los hackers ven que páginas web estás consultando y crean una muy parecida para que al entrar confiado,  dejes tus datos.

Recomendamos que siempre que vayas a introducir tus datos en algún formulario, revises la barra de direcciones y asegures que estás en la página deseada.

2. Webs con muchas cookies: Las cookies guardan información sobre nuestro comportamiento en Internet, si no queremos dar esos datos es necesario eliminarlas. ¿Cómo se hace?

  • Si estás en el ordenador: Pulsa las teclas may+ctrl+supr y accede al panel de configuración de las cookies, donde podrás eliminarlas.
  • Si estás en el móvil: Revisa los ajustes de privacidad.

3. Espacios con wifi gratis y sin clave: No te confíes de sitios donde te dejan acceder al wifi sin clave y gratis, cualquiera puede acceder a tus datos y ver lo que estás haciendo. Más importante, en sitios de wifi público, no entres en ninguna web donde te pidan tus contraseñas como en redes sociales, bancos o email.

4. ¿Pueden secuestrar tus carpetas del ordenador?: Efectivamente, pueden hacerlo. Hay varias maneras para que puedan acceder a tus archivos y bloquearlos para que solo ellos tengan acceso. ¿Cuáles son?

  • Navegando por Internet puedes toparte con algún archivo, imagen o acceder a páginas web hackeadas, lo que hará que se descargue en tu ordenador un archivo que haga ilegibles tus ficheros, dejándoles a ellos libre acceso.
  • Si te llega un mensaje al email de un desconocido. No lo abras ni pulses ningún enlace, puede ocurrirte lo mismo que en el primer caso.

Es recomendable hacer copias de seguridad de todos tus archivos al menos una vez a la semana, para no perder ningún dato en caso que tengas que formatear el ordenador.

5. Descargas gratuitas: Ten cuidado con las páginas de descarga, muchas  son engañosas. Descarga solo programas de sitios web de confianza, como las webs oficiales del programa.

Recuerda que en tu móvil y tablet también pueden entrar virus, es importante tener instalado un anti virus en todos tus dispositivos móviles.

Si me subscribo a una web, ¿Cómo me puedo borrar?

Cuando nos encontramos con un formulario de contacto o una web que nos pide nuestros datos para poder continuar, hay que pensar bien para que los necesitan. Si ves que son datos poco relevantes para la finalidad propuesta, sal de esa página. Por ejemplo, que te pidan datos de tus familiares o amigos, no es normal.

Asegúrate que las páginas web donde piden tus datos tienen una política de privacidad, es indispensable para que puedan almacenar tus datos correctamente.

Si ves alguna vez una foto tuya, video o cualquier información que permita tu identificación en un sitio web que tu no hayas autorizado, tienes el derecho de pedir que la eliminen de inmediato. ¿Cómo has de hacerlo?

  1. Dirígete al que subió la información para pedirle que la elimine.
  2. Si este no quiere, debes hablar con el responsable de la web, explicarle la situación y pedirle que la elimine.
  3. Si tampoco te hace caso, junto con alguien de tu confianza que te pueda ayudar, acude a la Agencia Española de Protección de Datos donde te ayudarán a eliminar tus datos de sitios indeseados.

Si te ponen problemas para borrar tus datos o te dicen que no pueden, es mentira. Tú tienes el derecho a decidir que hacer con tus datos y dónde mostrarlos.

¿Es necesario publicar todo lo que hacemos en las redes sociales?

Con el auge de las redes sociales a todos nos gusta publicar lo que hacemos en cada momento, dónde estamos y con quién. Si tenemos contactos que no sabemos quién son podrían interpretar mal nuestras publicaciones y usar nuestros datos para hacernos daño. Es importante tener en cuenta una serie de consejos que te ayudarán a estar protegido.

  • En las redes sociales, acepta a quién de verdad conozcas y sean tus amigos
  • No aceptes a desconocidos
  • No publiques ni hables de otras personas sin consultar antes, podrías hacerles daño
  • Decide en cada red social quién puede y quién no ver tus publicaciones
  • Antes de publicar, piensa si le puede molestar a alguien
  • Muy importante: No compartas nunca tu ubicación ni a qué sitios vas normalmente.

Si te gusta interactuar en blogs o en foros, debes tener en cuenta que mucha gente puede estar viendo los comentarios que haces. Es importante, que utilices un pseudónimo y nunca tu nombre real, que no te puedan localizar y que no sepan ningún dato personal ni tuyo ni de tus amigos o familiares.

Consejos para algunas prácticas comunes con nuestros dispositivos

  1. Almacenar nuestra información en la nube: En nuestros dispositivos  almacenamos gran cantidad de datos que no queremos perder. Una de las maneras más cómodas y fáciles para tenerlos a salvo, es guardarlos en la nube. Esto tiene sus ventajas y sus inconvenientes, por un lado tienes toda la información disponible en cualquier momento, pero es fácil que alguien pueda acceder a esa carpeta. Asegúrate que solo tú tienes acceso a esas carpetas.
  2. GPS, Wifi, Bluetooth de la tablet o móvil: Apágalos siempre que no los utilices, evitarás que otras personas puedan saber dónde estás, además la batería te durará más tiempo.
  3. Tapa la cámara del ordenador o tablet: Cuando no la utilices es recomendable taparla, para que si alguien ha accedido a tu ordenador, no pueda verte ni grabarte en situaciones comprometidas.

Recuerda: Aunque es muy divertido navegar por Internet o interactuar con tus amigos en las redes sociales, todo tiene un límite. No permitas que el móvil o la tablet controlen tu vida, no dependas de estos dispositivos para vivir. Cuando descanses, apágalos y olvídate de las notificaciones que te puedan llegar.

Source: Agencia Española de Protección de Datos

Call Now ButtonLlámanos sin compromiso