Durante el verano el cuerpo pierde más líquido a causa de las altas temperaturas, por lo que es importante mantenerse bien hidratado todo el día.

El agua es muy importante para el organismo porque permite que todos los órganos funcionen correctamente, mantiene la salud de la piel, conduce los nutrientes a las células, ayuda a la digestión y ayuda a regular la temperatura corporal.

Os listamos primero los consejos básicos, que no debéis perder de vista:

  • Bebe dos litros y medio de líquidos al día. Si realizas ejercicio físico o estás muchas horas bajo el sol, hay que ingerir una mayor cantidad de líquido
  • Bebe líquido durante todo el día, aunque no tengas sed tienes que hidratarte
  • Evita estar bajo el sol en las horas de máximo calor, de doce del  mediodía a cuatro de la tarde, quédate en un lugar fresco y con buena ventilación
  • Limita al mínimo la ingesta de bebidas alcohólicas; debes ser muy consciente de que su consumo produce deshidratación.

Muchas personas a las que les cuesta beber agua, substituyen la ingesta de líquido por bebidas azucaradas, no es una buena opción, te proponemos opciones que contribuyen a tener una correcta hidratación.

  • Zumos de frutas
  • Fruta de verano, sandía o melón
  • Batidos de frutas o verduras
  • Café con hielo
  • Infusiones o té helados
  • Refrescos

Con todo, recordad que estar hidratado es importante todo el año.

  • Al ingerir más líquido previenes infecciones urinarias y problemas en el riñón
  • Eliminas toxinas
  • Previenes el estreñimiento y las hemorroides
  • La sangre está más diluida y se distribuyen de formas más correcta los nutrientes por el organismo
  • Lucirás una piel estupenda

Como puedes ver es muy fácil y aporta muchos beneficios estar hidratado en verano si además acompañas la bebida de platos refrescantes ¡te sentirás genial!

Sources: Hidratado  Webconsultas

Call Now ButtonLlámanos sin compromiso