El ruido, un problema invisible

Home/Construccion, Generica prevención, Industria/El ruido, un problema invisible

El ruido, un problema invisible

El ruido es un sonido no deseable, molesto o no agradable según la situación o sensibilidad completa de las personas.

El ruido es un problema que muchas personas no identifican, pero puede tener efectos negativos. El más frecuente es la pérdida de capacidad auditiva que si es en gran medida, sí que nos damos cuenta pero si es poco a poco no lo notamos.

¿Cómo nos puede afectar el ruido?

Nos puede afectar de varias maneras dependiendo del tiempo de exposición.

  • Fatiga auditiva es la pérdida temporal de la audición. Se produce cuando hemos estado expuestos temporalmente a un ruido muy elevado. Descansando del ruido recuperaremos la audición en el caso de que no se haya roto ningún nervio.
  • Hipoacusia es la pérdida permanente de audición, se produce cuando has estado un tiempo prolongado expuesto a altos niveles de ruido.
  • Rotura del tímpano se puede producir cuando se ha estado expuesto en períodos cortos de tiempo, pero a ruidos muy elevados como una explosión.

Para poder determinar los efectos que provoca el ruido sobre la salud de los trabajadores, se deben considerar la intensidad, la frecuencia del sonido y el tiempo de exposición.

La legislación actual sobre seguridad y salud de los trabajadores reconoce la Hipoacusia como enfermedad profesional.

Aparte de los problemas que el ruido causa en el oído, hay otros sistemas del cuerpo que también son afectados.

  • Puede producir cambios en el ritmo cardíaco y provocar taquicardias, esto causa que la respiración también se vea afectada, y por lo tanto, el sistema nervioso.
  • Puede producir alteraciones en el sueño y esto provocará irritabilidad, dolor de cabeza y nauseas.
  • Puede producir problemas en la salud mental como ansiedad, desazón y estrés.

El conjunto de todos estos problemas, hace que nuestra relación con los demás y con nuestro entorno no sea el mejor.

El ruido lo podemos encontrar en todas partes, tanto en el trabajo como andando por la calle, por lo que afecta a todo el mundo en mayor o menor medida.

Los sectores donde más se sufre el ruido son en los procesos industriales, en la construcción y en la agricultura. Aunque en discotecas o escuelas que a priori parece que no pasa nada, también afecta mucho a los trabajadores.

¿Qué hacer y Cómo?

  1. Identificación de la situación de riesgo: La empresa debe reducir o eliminar el ruido.
  2. Evaluar los niveles de ruido que hay.
  3. Medir el nivel de ruido: Si supera los80 db (A), el trabajador debe tener la formación relativa a los riesgos que provoca el ruido.
  4. Tomar medidas necesarias para reducir el ruido si es alto
  5. Efectuar controles del ruido:
    1. Cada 3 años si el ruido está entre 80-85 db (A)
    2. Efectuar revisiones cada año si el ruido es superiro a 85 db(A)

Si el ruido supera los 80 db(A):

  • Formación relativa a los trabajadores sobre los riesgos del ruido.
  • En los puestos de trabajo debe estar señalizado.
  • Se tiene que limitar el acceso a estas zonas a las personas autorizadas.
  • El empresario debe dar protectores auditivos individuales a los trabajadores.

Si el ruido supera los 85 db(A):

  • Los protectores auditivos individuales son de uso obligatorio.

Si supera los 87 db(A):

  • Hay que tomar medidas inmediatas para eliminar el ruido del ambiente laboral

¿Cómo se debe llevar a cabo la vigilancia de la salud de los trabajadores?

Cuando la medición del ruido indique que hay riesgo, la empresa deberá vigilar la salud de los trabajadores. Existen dos métodos:

  • Dosímetro: lo llevan encima los trabajadores y se lo colocan a 10 cm de la oreja. Miden todo el rato el ruido al que están expuestos los trabajadores.
  • Sonómetro: Mide el nivel de ruido en lugar y momento determinado. Se hace la medición en ausencia del trabajador. En caso que esté el trabajador se tiene que colocar el aparato a 10-40 cm de su oreja.

En casos que haya mucho ruido, y no se pueda eliminar en gran cantidad, se tiene que mirar de intentar limpiar las máquinas que muchas veces provocan mucho ruido o hacer rotaciones de personal para que estén lo menos posible expuestos al ruido. El último recurso siempre será la utilización de protección auditiva individual.

Cuando realizamos la vigilancia de la salud del trabajador, se tienen que tener en cuenta varios factores como son el tiempo de exposición, la cantidad de ruido que hay y las características o condiciones que tenga cada uno de los trabajadores, estas características especiales pueden convertirlo especialmente sensible.

Siempre que algún trabajador haya sufrido algún daño o enfermedad causada por el ruido, se debe vigilar y estar seguros que los demás trabajadores que están con él, no hayan sufrido lo mismo.

La empresa debe ser la responsable de asegurarse que todos los trabajadores están protegidos y en condiciones de poder trabajar, y en el caso que haya algún problema debe hacer todo lo necesario para solucionarlo cuanto antes.

Source: Prevencionar

About the Author:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies