En Preconlab te damos una serie de consejos para que disfrutes del verano sin poner en riesgo tu salud.

Playa, piscina, más horas de sol, viajes, relax… El verano es para muchos la estación predilecta del año, ya que la asociamos a vacaciones y desconexión. Sin embargo, el verano también puede comportar una serie de riesgos para nuestra salud si no somos lo suficientemente precavidos.

A continuación, en Preconlab os indicamos una serie de problemas que pueden surgir durante el período estival y cómo evitarlos.

  • Las quemaduras producidas por el sol. Conllevan un gran riesgo, pudiendo producir cáncer de piel. Para evitarlas, debes:
  1. No tomar el sol entre las 12:00 y las 16:00.
  2. Aplicar protector solar media hora antes de exposición al sol y posteriormente cada 2 horas.
  3. Usar gafas de sol con protección de radiación ultravioleta (UV).
  • Agotamiento por calor. Es causado principalmente por permanecer muchas horas bajo el sol y no hidratarse correctamente. En este apartado se incluyen los temidos golpes de calor, que cada verano provocan numerosas muertes en el mundo. Para prevenirlo, debes seguir estas precauciones:
  1. Hidratarse continuamente: beber abundante agua o bebidas isotónicas, evitando el alcohol y, en la medida de lo posible, el café.
  2. Vestir con ropa fresca y ligera.
  3. No estar expuesto continuamente al sol y refugiarse en zonas a la sombra.
  4. Comer alimentos frescos y ligeros.
  • Pie de atleta. Esta infección que afecta a los pliegues interdigitales, la planta y los bordes de los pies es producida por hongos dermatofitos y su contagio se suele producir mayoritariamente en superficies húmedas como piscinas, saunas o baños. Para que evitarlo, trata de:
  1. Secarte correctamente los pies cuando estén mojados.
  2. No ir descalzo en las piscinas o en las duchas de los gimnasios.
  3. Evitar el uso de calzado de plástico.
  4. Cambiar de calcetines y calzado después de haber realizado algún tipo de actividad física.
  • Picadura de insectos. Altamente resistentes a las altas temperaturas, en verano los insectos hacen acto de presencia, más que nunca, en nuestra vida diaria.  Hay que tener especial cuidado, ya que muchos de ellos pueden transmitir enfermedades. Por tanto, deberías:
  1. Aplicar repelente de insectos.
  2. Llevar ropa ligera y que cubra lo máximo de cuerpo posible.
  3. No andar descalzo en la medida de lo posible.

¡Siguiendo estos sencillos consejos, podrás disfrutar de unas vacaciones con total tranquilidad!

Si te ha parecido interesante este artículo, te recomendamos que leas nuestro post sobre los peligros que conlleva un golpe de calor.

 

Call Now ButtonLlámanos sin compromiso