La sala de lo social del Tribunal Supremo, ha condenado al empresario de una ETT por no asegurar la salud de los trabajadores “más allá de lo obligatorio”.

El accidente se produjo cuando la mujer quería colocar bien una pieza de cartón, en la máquina contracoladora. Introdujo la mano por debajo de la protección de seguridad, y se le quedó la mano atrapada entre los rodillos que prensan el cartón. Sus compañeros intentaron ayudarla y desatascar la mano, pero no pudieron hasta que no se separaron los tornillos.

El accidente provocó un “grave traumatismo por aplastamiento del miembro superior izquierdo”, como dice en el parte médico.

El empresario ha sido condenado con la indemnización de 184.021€ a la mujer, más los intereses desde que se presentó la demanda que suben hasta los 90.000€, y serán abonados por el seguro de la empresa.

En 2013 la trabajadora denunció a la empresa, pero el TSJ desestimó la causa dando la razón a la empresa, aludiendo que el accidente tuvo lugar un viernes por la tarde, por lo que la trabajadora estaba cansada y fue fallo suyo, ya que había recibido la formación necesaria para su puesto de trabajo.

La mujer interpuso está demanda y ahora la sala de lo social del TS le ha dado la razón. Afirma que la empresa no había existinguido todas las medidas de seguridad que estaban en su mano, y que aún podía ofrecer más.

Este caso nos demuestra que hay que estar pendientes siempre de los riesgos que puedan haber y ofrecer todas las medidas de seguridad que estén en nuestra mano, para mantener la seguridad de nuestros trabajadores.

¡Con la colaboración de todos, evitaremos más accidentes laborales!

Source: Prevencionar

Call Now ButtonLlámanos sin compromiso