En Preconlab ofrecemos una serie de consejos para conectarse de forma segura a una red wifi pública y no ser víctima de usuarios malintencionados.

Bares, hoteles, restaurantes, aeropuertos, bibliotecas, escuelas, tiendas, oficinas, puestos de trabajo… Cada vez son más los establecimientos y los lugares en los que se proporciona wifi público de forma gratuita. Es por eso que la mayoría de personas situadas en el área de cobertura aprovechan la ocasión para conectarse a Internet y así ahorrarse el consumo de datos. Sin embargo, hay que ser precavido, ya que conectarse a una wifi pública conlleva los siguientes riesgos:

  • Robo de datos transmitidos. Si la conexión la realizamos sin contraseña (“red abierta”), los datos que transmitimos pueden ser leídos tanto por el administrador como por otros usuarios conectados a la red. En cambio, si el sistema nos pide una contraseña y aparece un candado (“red protegida”), la información se transmite de forma cifrada. En este caso, habrá que asegurarse de no estar conectado a un sistema WEP, ya que su seguridad equivale a una red abierta.
  • Robo de datos almacenados en nuestro equipo.
  • Infección de los dispositivos.
  • Equipos intermediarios malintencionados. Un usuario perverso conectado a la misma red puede configurar su equipo para hacer de intermediario de la comunicación entre nosotros y el servicio (por ejemplo, Facebook), pudiendo apropiarse, modificar o eliminar dicha información intercambiada.
  • El hacker “inocente”. En el caso de sentir la tentación de conectarnos a una red ajena abierta o protegida mediante herramientas de “hacking” wifi, conviene saber que su práctica es ilícita y acarrea consecuencias legales.

Para no ser víctimas de ninguno de estos riesgos a la hora de conectarnos a una red wifi pública conviene seguir al pie de la letra estos consejos:

  1. No iniciar sesión (usuario/contraseña) en ningún servicio mientras estamos conectados a una red pública.
  2. No realizar trámites ni proporcionar información sensible o privada (transacciones, compras, cuentas bancarias, direcciones, correos electrónicos, etc.).
  3. Contar con un sistema antivirus actualizado y, a ser posible, hacer uso de un cortafuegos.
  4. Desactivar la sincronización.
  5. Desactivar el sistema wifi. Debemos hacerlo cuando nos encontremos fuera del alcance de nuestras redes wifi de confianza, ya que un usuario malintencionado puede suplantar una red de nuestra lista de favoritos, forzándonos a que nos conectemos a ella de forma automática.
  6. Limpiar la lista de puntos de acceso memorizados.
  7. En caso de conectarse, acceder a una red con seguridad WPA o WPA2 (¡Nunca a una WEP!).
  8. Confirmar que se visitan sitios que comiencen por HTTPS.

Las redes públicas pueden ponernos en peligro sin que seamos conscientes de ello. Por tanto, en Preconlab te recomendamos que hagas caso de estos consejos para que puedas navegar de forma tranquila y segura. Para más información sobre este tema, te recomendamos que visites la web de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI).

Si te ha parecido de utilidad este artículo, te recomendamos que leas nuestro post sobre los secuestros virtuales de información.

Plan Prevencion Laboral Vilanova i la Geltru

En Preconlab te ayudamos a construir una empresa saludable. Si necesitas nuestro asesoramiento puedes llamarnos al +34 938 15 70 77 o escríbenos un correo electrónico.

Call Now ButtonLlámanos sin compromiso